Existen personas que lucran con la emisión de comprobantes fiscales digitales, a los que se conoce como empresas fantasmas o EFOS, porque facturan operaciones, compras o servicios que en realidad nunca se llevaron a cabo; es decir, simulan que los contribuyentes a quienes les expiden las facturas les compraron algún bien o les prestaron un servicio, lo que en realidad nunca ocurrió.

Escrito por elaf.mx

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: