La reforma del pasado 14 de junio que modifica los artículos 73 y 129 en la Ley General de Sociedades Mercantiles, introdujo un cambio muy importante en la sistemática de los libros corporativos respecto a los socios o accionistas.

Tanto a las sociedades de responsabilidad limitada como a las anónimas, se les fija la obligación de publicar la información del libro corporativo de accionistas en la página que para el efecto habilita la Secretaría de Economía. Si bien la obligación de llevar dicho libro no es nueva, la incorporación del aviso en línea busca darle más formalidad a una práctica en muchos casos ignorada.

Los datos a señalar en dicho aviso son el nombre, nacionalidad, domicilio y partes sociales o acciones según corresponda, y aunque la reforma contempla también la protección o anonimato de los mismos, establece también como casos de excepción que sean solicitados por persona con interés legítimo o que los requiera una autoridad judicial o administrativa en ejercicio de sus atribuciones.

Escrito por Alfredo Franco

Alfredo Franco

Egresado de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Maestro en Impuestos y en Ciencias Jurídico-Fiscales, cuenta con Certificación General con No. 15317 ante el Instituto Mexicano de Contadores Públicos, registro como Contador Público ante la Administración General de Auditoría Fiscal Federal con No. 17643, registro como Contador Público autorizado por el IMSS con No. 7754-01-00, registro ante el INFONAVIT con No. 5999 y con Certificación en Contabilidad y Auditoría Gubernamental No. 53.

Asimismo, es miembro activo del Colegio de Contadores Públicos de Aguascalientes desde el año 2005, formando parte de la Comisión de Auditoría y Normas de Información Financiera desde el año 2008, de la Comisión de Control de Calidad desde el año 2013, y del Consejo Directivo como auditor financiero desde el año 2015.

Pin It on Pinterest

Share This
A %d blogueros les gusta esto: